Transporte

Sigue el paro de colectivos: la deuda con cada chofer ronda los $ 40.000

Hoy se cumplirá el segundo día de la medida de fuerza. Reuniones infructuosas.

La salida para que se levante el paro de colectivos depende de los fondos nacionales: los $ 152 millones de la Nación que deben destinarse para el pago de los salarios por ley todavía no arriban a la provincia.

“El 8 de julio habíamos levantado el paro cuando protestábamos por la falta de pago del aguinaldo y del sueldo de junio por un acuerdo: nos pagarían primero un adelanto de sueldo y a la semana siguiente, con los subsidios, cobraríamos todo junio. Estamos a fin de mes y todavía no tenemos novedades del sueldo”, protestó César González, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), seccional Tucumán. “Mantendremos el paro hasta que cobremos el sueldo, el saldo pendiente. Cobran los compañeros y compañeras y volvemos a brindar servicio”, agregó el dirigente sindical.

Los trabajadores del sector sólo cobraron el adelanto de sueldo de $ 18.000. El segundo punto del acuerdo de comienzos de mes no se ha cumplido, por lo que el conflicto recrudeció. Las protestas se repiten en casi todas las provincias. En algunos distritos, inclusive, están por cumplir un mes: Rosario lleva 27 días sin transporte público.

Los empresarios del transporte repudiaron la medida de fuerza y la consideraron “intempestiva”. “Entendemos el malestar de los trabajadores, pero estamos en una situación muy complicada. Nosotros estábamos por ofrecer dar un adelanto para llevar el monto de pago a cerca de $ 32.000. En el acta firmada están calzados los salarios con el pago de subsidios nacionales; estas medidas generan hartazgo en la sociedad”, expresó Jorge Berretta, vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat). “Lamentablemente, a los distintos gobiernos no les interesa el transporte público. Hay ciudadanos de primera, que viven en la ciudad de Buenos Aires, donde el transporte público recibe el 83% de los subsidios totales del país, y el resto se divide lo que queda. Encima acá no se pagan los fondos”, agregó Berretta. Los empresarios plantearon que, además de la desigualdad en el reparto de subsidios, la pandemia profundizó la crisis por la caída en la venta de boletos, que en junio alcanzó el 70%.

“Lo que necesitamos es una mesa de trabajo con todos los actores para fijar de una vez el verdadero costo del transporte y buscar soluciones. Las empresas no llegarán a fin de año, cuando la Nación prometió modificar el esquema de subsidios”, aseveró Berretta.

González, en tanto, advirtió que el conflicto podría profundizarse si se extiende la mora en el pago de salarios porque la semana que viene vencerá el plazo para el pago del sueldo de julio.

“Hasta ahora los compañeros cobraron $ 18.000 de anticipo. La deuda aproximadamente por cada trabajador es de $ 40.000 sólo considerando el sueldo de junio. Estaba pautado el pago del 50% del aguinaldo junto al sueldo de junio con los subsidios nacionales y que el resto del aguinaldo se cobre con el sueldo de julio”, expresó González. Y agregó: “nosotros simplemente queremos cobrar el sueldo, que se defina una fecha y que se cumpla”.

 

Fuente: La Gaceta

 

Mostrar más
Botón volver arriba
Abrir chat