Concepción

Las manos de la Virgen se dañaron y el padre Melitón lo explicó en una poética homilía sobre el compromiso misionero

En la homilía de este tercer domingo de adviento, el Obispo Melitón Chávez, explico lo que sucedió con las manos de la imagen de la Virgen Inmaculada Concepción.

Fué durante la misión, en este caso dentro de la jurisdicción de la Parroquia de Santa Ana (recorrido en las colonias).
«María quiso ser la iglesia accidentada, así lo dijo el Papa, prefiero una iglesia accidentada, porque sale al encuentro de su gente, que una iglesia intacta porque se esconde y no sale al encuentro de los demás. Prefiero cristianos que salen golpeados, salpicados, porque se mezclan con sus hermanos, a cristianos incorruptos, intactos, limpitos, porque no se mezclan con los demás», dijo el obispo ante los fieles.
 
«Nadie sale ileso de una misión, lo primero que se le quiebra al misionero es el corazón, correrán las lágrimas cuando comparte situaciones de su gente. Hemos podido ver los sentimientos que despertó el paso de María en estos días», agregó el prelado.

En la práctica las manos de la imagen (Inmaculada Concepción), al recorrer a bordo de una camioneta dentro de su urna de vidrio, por el mal estado de los caminos empezó a abalanzarse  contra el vidrio de la puerta de la misma y eso le produjo los daños. Recordamos que la imagen de la Virgen está tallada íntegramente en madera.

 

Fuente: Vientos Tucumanos

Mostrar más
Cerrar
Abrir chat