Uncategorized

Fabricante de Lysol pide no inyectarse el desinfectante como sugirió Trump para tratar Covid-19

El presidente estadounidense Donald Trump señaló que sería 'interesante' que investiguen un tratamiento contra el coronavirus con el desinfectante, pues este 'lo noquea en un minuto'.

Luego que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugiriera que inyectarse un desinfectante ayudaría a tratar el Covid-19, Reckitt Benckiser, compañía fabricante de Lysol y otros desinfectantes, advirtió que sus productos no deben usarse como tratamiento inyectable y pidió que no sean ingeridos.

“Como líder mundial en productos de salud e higiene, debemos tener claro que bajo ninguna circunstancia nuestros productos desinfectantes deben administrarse en el cuerpo humano (por inyección, ingestión o cualquier otra ruta)”, dijo Reckitt Benckiser en un comunicado.

Trump hizo el comentario después de que William Bryan, del Departamento de Seguridad Nacional, compartiera los resultados de un estudio sobre los efectos eficaces de los desinfectantes en la luz solar, pues comentó que el virus muere a un ritmo más rápido cuando está expuesto a temperaturas más altas.

“Supongamos que tienes esa luz ultravioleta dentro del cuerpo, a través de la piel o de otra manera, después veo el desinfectante, que lo noquea en un minuto, ¿hay algo que podamos hacer, como inyectártelo como si fuera una limpieza? Si se pudiera introducir en los pulmones lo haría muy bien, sería interesante comprobar eso”, dijo Trump. Posteriormente aclaró que se trató de un comentario sarcástico.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA (FDA), advirtió regular el consumo de estos productos, ya que el uso continuo de cloro o incluso la inhalación de vapores de cloro, podrían tener afectaciones en el organismo y principalmente para la piel.

Incluso los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dijeron que las llamadas por intoxicaciones con limpiadores y desinfectantes domésticos aumentaron un 20 por ciento en los primeros tres meses de 2020.

Por su parte, Michael Ryan, jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que a pesar de que el virus muera a temperaturas altas no significa que pueda desaparecer en el verano como la gripe, por el contrario, de no tomarse en cuenta las medidas de protección recomendadas, seguirá propagándose.

 

Mostrar más
Cerrar
Abrir chat