Covid-19

El Malbrán detectó en Argentina las variantes brasileñas del coronavirus

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, informó que pertenecen a turistas provenientes de Brasil.

El ministro de Salud, Ginés González García, informó que fueron halladas en Argentina mutaciones del coronavirus. Se trata de las variantes Amazonas P.1 y Río de Janeiro P.2.

“El Ministerio de Salud, a través del Malbrán, halló nueva variante COVID en Argentina”, informó este lunes el ministro, y precisó: “Recientemente se detectó la variante de Amazonas P.1 en dos muestras, y la variante de Río de Janeiro P.2 en otros dos viajeros. Todos ellos provenientes de Brasil”.

En este marco, comentó que “estos hallazgos remarcan la importancia de la implementación de una vigilancia epidemiológica genómica activa para monitorear la introducción de estas variantes en nuestro país”.

“Con este propósito se adquirió el equipo con la tecnología más avanzada para secuenciación genómica completa en la región y en el mundo. De esta manera, Argentina se sitúa entre los países con más alto monitoreo genómico de SARS- CoV 2”, apuntó.

El nuevo equipamiento para hacer estudios genómicos a gran escala del SARS-CoV-2 que adquirió Argentina con una inversión de un millón de dólares, y que es el primero de toda Sudamérica, se encuentra desde el sábado en el Instituto Anlis-Malbrán, y permite analizar 6.000 muestras por semana, informó en un comunicado la Jefatura de Gabinete de la Nación.

La máquina de última generación se llama CovidSeq y vigila minuto a minuto las eventuales mutaciones del coronavirus. El equipo, que fue adquirido a la empresa estadounidense Illumina, con sede en San Diego, por un valor de 992.600 dólares, cuenta con un peso aproximado de 600 kilos, y un tamaño similar al de un cajero automático.

NovaSeq podrá procesar unas 6.000 muestras por semana y permitirá potenciar la capacidad existente, ya que hasta el momento se podían realizar 300 muestras en ese mismo lapso. De este modo, habrá un incremento 20 veces mayor para determinar si en los testeos que se realizan aparecen nuevas mutaciones del SARS-CoV-2 o alguna de las ya existentes en el mundo.

La tecnología de este nuevo equipamiento, además de secuenciar el genoma del virus, puede diagnosticarlo; es decir determinar si la muestra es positiva y también la variante a la que pertenece. La sensibilidad del diagnóstico que otorga es del 99,7 por ciento, por lo que reduce casi al mínimo la posibilidad de que ocurran falsos negativos. A diferencia de otros análisis, este sistema evalúa 98 regiones del virus para dar el resultado.

Además de vigilar la efectividad de las vacunas a partir de las mutaciones que aparezcan, detectar las nuevas cepas resulta clave para determinar, por ejemplo, la causa del crecimiento de los contagios, ya que las mismas pueden responder a un relajamiento de las medidas de prevención o a la aparición de una variante que posee mayor transmisibilidad, agregó el comunicado.

Mostrar más
Botón volver arriba
Abrir chat