Nacionales

Denunció abusos del Ejército en el norte y lo amenazaron de muerte: «Buscan las chicas de noche»

Un dirigente de la comunidad Misión Chaqueña elevó una nota a las autoridades nacionales cuestionando el accionar del Ejército argentino: "Me amenazaron y me ahorcaron".

La llegada del Ejército al norte salteño suponía un alivio a las comunidades originarias que durante décadas esperaron acciones concretas que pongan fin a la inacción y a lo que para muchos podría calificarse como un exterminio silencioso. Lo cierto es que llegó a esta redacción algunos de los cuestionamientos realizados por dirigentes de la Misión Chaqueña, quien elevó un pedido al ministro de Defensa y lo único que obtuvo hasta el momento fue una amenaza de muerte.

La esperanza del norte comienza a apagarse una vez más y es que quienes llegaron para brindar ayuda no estarían teniendo el mejor comportamiento. Así también, los referentes elevaron una nota al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas en la que brindan detalles de abusos cometidos por algunos elementos del Ejército Argentino.

Un grupo buscaba a jóvenes, niñas menores de edad y hubo ‘joda’, música tropical, como que no existía la cuarentena», reza el documento.

Lejos de obtener una respuesta favorable, Leonardo Pantoja, dirigente wichí de la Misión Chaqueña, fue amenazado de muerte por otros referentes y miembros de comunidades originarias a quienes denunció penalmente.

«Hemos actuado para prevenir desgracias antes de que consume», remarcó el referente y aclaró «no estamos en contra del Ejército más bien agradecemos su labor, pero hay algunas personas que no están cumpliendo con la misión otorgada».

Las acusaciones contra ciertos elementos describen una compleja situación de aprovechamiento dada la vulnerabilidad en la que se encuentran las jóvenes en esa comunidad. «Convocan a jóvenes y toman bebidas alcohólicas», lamentó.

Ante todo lo descrito, solicitan a las autoridades nacionales y provinciales una intervención urgente a fin de evitar una tragedia y de poder continuar con las actividades determinadas para la reparación histórica pendiente a todo el norte provincial, además, solicitan que se ponga una fecha de finalización de los trabajos ya que la tarea de asistencia requiere un tratamiento urgente.

«No estamos en una zona de guerra», finalizó

Mostrar más
Cerrar
Abrir chat