En Manos de la Justicia

Cuatro procesos en marcha complican al Juez de la Corte Antonio Estofán

En el primer día hábil de los Tribunales Provinciales, el abogado defensor de Elvira de las Mercedes Mayol presentó un Recurso de Reconsideración sobre la Acordada de la Corte Suprema de Justicia que archiva la causa, desconoce la querella criminal contra el Vocal decano y desconoce los informes psiquiátricos y psicológicos que acreditan el delito.

El abogado defensor de Elvira de las Mercedes MayolGustavo Morales, concurrió a los Tribunales locales el primer día hábil de febrero, al término de la feria judicial, para presentar un Recurso de Reconsideración sobre la Acordada de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán que rechaza la nulidad interpuesta y archiva la causa que investiga al vocal decano Antonio Estofán por presunto acoso sexual contra su cliente.

“Ya está en Presidencia el Recurso de Reconsideración: son 10 hojas y las otras 7 u 8 son pruebas documentales que evidencian las mentiras en las que incurre la Corte Suprema en la Acordada dada a conocer el 30 de diciembre último”, relató Morales a este diario. El abogado renegó sobre la resolución del Máximo Tribunal que desconoce la querella criminal que pesa contra el Vocal Decano, fechada el 27 de diciembre, tres días antes del documento en donde los pares del acusado hacen referencia a la necesidad de proteger su principio de inocencia.
“Nosotros habíamos puesto a la Corte en conocimiento de la querella criminal contra Estofán el 27 de diciembre. Está el escrito, el cargo electrónico y la fotocopia. Pero, además de esto, el Tribunal no valoró los informes psiquiátricos y psicológicos de Mayol”, añadió. El mismo día, Morales también ratificó y amplió el pedido de Juicio Político contra Estofán en la Legislatura de Tucumán. “Esto quiere decir que tiene abierto otro frente. La comisión de Juicio Político tiene 15 días hábiles a partir de la presentación para correr traslado o archivar”, explicó el letrado que, al ser consultado sobre sus expectativas sobre la resolución del conflicto, respondió que, desde su punto de vista, “le van a correr traslado porque quieren amortiguar los efectos del caso Enrique Pedicone y de la acusación de Francisco Pisa. Ahí la Corte Suprema se va a encontrar en una situación bastante complicada. Desde Casa de Gobierno le venían diciendo a Estofán que se cuide, no lo quiso hacer, y ahora me han pedido a mí que aporte copias autenticadas de los informes psiquiátricos y psicológicos de mi cliente”.
Sobre el futuro de Estofán en el Máximo Tribunal, Morales avizoró que permanecerá en su cargo hasta la última semana de febrero o la primera de marzo. “Por una razón política, espero que le corran traslado porque ya hizo lo suficiente como para degradar al Poder Judicial. Tenemos la querella criminal en su contra, el recurso de reconciliación en la Corte, el pedido de juicio político y también recurriremos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en donde denunciaremos al Estado Argentino por haber violado el derecho de la víctima a la tutela judicial efectiva”, anticipó el defensor de la presunta víctima del Vocal.
Reunión en Buenos Aires 
“Aquellos que no es una verdad, es una mentira”, repite Morales al hacer referencia a la Acordada del 30 de diciembre que fue interpretada como una defensa del Máximo Tribunal a uno de sus integrantes. “En el tercer párrafo del Considerando, la Corte miente”, sentenció el profesional quien este jueves viajará a Buenos Aires junto a su colega Alejandra Martínez Romero para mantener una reunión en el Ministerio de Justicia de la Nación donde brindará detalles del caso. Si bien cree que la Corte hará lugar al pedido de reconciliación, no avizora la permanencia de Estofán en el Máximo Tribunal más allá del mes de marzo.
Se iría con los beneficios de una jubilación de privilegio con el 82% móvil, por eso la Corte se hace la desentendida en cuanto a la existencia de un proceso penal porque ANSES pide informes antes de otorgar el beneficio. En este sentido, solicita un certificado de remoción negativo con el cual Estofán no podrá contar porque tiene una causa penal, un sumario administrativo, -que no está firme-, y un pedido de juicio político ratificado y ampliado”, repasó Morales, quien reveló que la presidenta del Máximo Tribunal intentó desalentar su denuncia en los Tribunales Internacionales por el perjuicio que podría llegar a sufrir su gestión, teniendo en cuenta que encabeza el Poder Judicial tucumano e integra la comisión “Beraldi” de Reforma Judicial convocada por Alberto Fernández.
Sugerencia
“La Presidenta de la Corte [Claudia Sbdar] me sugirió que no haga la denuncia en la CIDH, porque ella no tenía conocimiento de la querella criminal. Aparentemente se enteró por los medios», expuso Morales, quien agregó sobre la funcionaria que «lo que más le preocupa es que se lo denuncie al Estado argentino por culpa de la Corte que ella misma preside. Se suma que integra la comisión Beraldi. Es un papelón”, consideró el letrado, al tiempo que expresó que no se siente intimidado a cambiar su estrategia. “Si pretendían que edulcore el Recurso de Reconciliación, nada más lejos de la realidad. Ahora voy a la Nación y a la CIDH con una denuncia contra el Estado argentino. No hay marcha atrás, el problema ahora lo tienen ellos”, manifestó.
 “Además de que corresponde técnicamente llevar el caso a los Tribunales Internacionales, no confío en el Poder Judicial tucumano ni en el de la Nación”
El abogado también se refirió a la falta de perspectiva de género en la Justicia local: “se rasgan las vestiduras cuando se tratan de conflictos en donde las tristes protagonistas son las mujeres; la realidad es que la práctica judicial tucumana no es una isla, responde a determinados patrones culturales que más tienen que ver con las estructuras que con una concepción patriarcal de la vida y del derecho”, analizó en base a su experiencia en el caso.
La palabra de la presunta víctima
La denuncia de Elvira de las Mercedes Mayol por “acoso sexual y otras graves inconductas” fue presentada ante la Corte Suprema de Justicia de Tucumán el 24 de septiembre pasado, y se sustenta en la “Convención de Belém Do Pará” y la Ley Nacional Nº 26.485 de “Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres”. Según el relato de la supuesta víctima, el vocal de la Corte Suprema de Justicia le propuso mantener relaciones sexuales para conseguir un ascenso que le correspondía por antigüedad pero que estaba ‘trabado’ en la oficina de Estofán.
 “Me dijo que si teníamos sexo, se me iban todas las complicaciones”, declaró la denunciante, quien se desempeña desde hace una década como administrativa en el Poder Judicial. El delito habría ocurrido cuando Mayol solicitó una audiencia con el Vocal de la Corte para reclamar celeridad en el trámite y, en contrapartida, recibió una invitación para salir y “tener sexo para resolver el paso administrativo”.

Pese al informe que acredita el acoso sexual, la Corte archivó la denuncia contra Estofán
Según la denuncia, los hechos ocurrieron entre agosto y septiembre del año pasado. A partir de entonces, al acoso sexual se sumó el acoso laboral. “Se hizo imposible seguir ahí, pedí trabajar en otra área», añadió Mayol en una entrevista con TN cuando el caso se nacionalizó. Aunque recurrió a la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema, no obtuvo respuestas. “Me dijeron que no correspondía. Así de desamparadas estamos todas las mujeres en el Poder Judicial que está minado de este tipo de corrupción”, se lamentó.   /Eltucumano

Mostrar más
Botón volver arriba
Abrir chat