Policiales

ASESINATO POR VENGANZA EN SALTA: le arrancaron un dedo y casi lo decapitaron a machetazos

El joven murió en la puerta de su casa, cuando trataba de refugiarse de sus agresores.

Es uno de los hechos más sangrientos que se hayan registrado en Salta, en plena cuarentena, tras el crimen de la docente Rosa Sulca. Esta vez ocurrió en la ciudad de Orán, donde la rivalidad entre dos familias se cobró la vida de un joven. Lo atacaron a machetazos en la puerta de su casa.

Ayer, cuando las luces naturales ya no iluminaban la zona, los agredidos en primera instancia perpetraron su venganza: interceptaron y persiguieron a la víctima con machetes en mano. En un golpe con sus armas le volaron un dedo meñique. Los gritos desgarraron a los demás vecino.

Luego, le cortaron el cuello al punto tal de que faltó poco para que su cabeza se desprendiera del cuerpo.

Este viernes se produjeron dos detenciones. Los acusados del brutal asesinato son un padre de 43 años y su hijo de 17. 

Mostrar más
Cerrar
Abrir chat