Política

Luis Etchevehere acusó a Grabois de «usurpar tierras» con ayuda de un «grupo armado»

El ex ministro de Agricultura Luis Miguel Etchevehere denunció este jueves un "un grupo armado" usurpó un campo de propiedad familiar "en nombre de Juan Grabois". El dirigente piquetero se defendió diciendo que las tierras fueron tomadas de forma "absolutamente legal y pacífica".

«Un grupo armado, liderado por Facundo Taboada, ingresó por la fuerza y usurpó en Entre Ríos un campo propiedad de Las Margaritas SA en nombre de Juan Grabois. Se denunció el hecho en la fiscalía de La Paz, a cargo del fiscal Dr. Óscar Sobko», dijo el exministro.

«Como era previsible, Etchevehere miente. Su hermana ingresó pacíficamente a su campo junto a los integrantes del @ProyectoArtigas», respondió Juan Grabois.

Todo habría comenzado después de que Dolores Etchevehere, hermana del exfuncionario y enfrentada desde hace años a su familia, decidiera ceder el 40% de las tierras que -según asegura- corresponden a su herencia natural, a un proyecto campesino agroecológico que fundó junto al referente de la CTEP, Grabois.

En un video, la mujer confirmó la ocupación de las tierras que están en disputa con su familia, ya que la totalidad de los bienes son administrados por sus hermanos Sebastián, Juan Diego y Luis Miguel Etchevehere, y presentó el acto como un hecho de «reparación histórica» por los «daños y despojos» infligidos hacia ella y hacia «trabajadores humildes», especialmente mujeres.

Dolores Etchevehere anunció la creación del «proyecto Artigas», un grupo de trabajo conformado por «abogados comprometidos, mujeres organizadas, grupos ambientalistas y productores agroecológicos» que trabajarán las tierras, y patrocinado legalmente por Grabois. A la vez, hizo responsables al Gobierno provincial de Entre Ríos y al Gobierno nacional por su seguridad personal y la de los productores campesinos y el resto de los integrantes del proyecto.

«Hoy recuperamos de manera absolutamente legal y pacífica un extenso campo de la familia Etchevehere para el @ProyectoArtigas junto a Dolores Etchevehere que ha cedido el 40% para reparar el daño que causó su familia», tuiteó Grabois.

En su testimonio, Dolores Etchevehere habló de «violencia económica» y «despojo de derechos hereditarios» a través de la falsificación de su firma y la de su fallecido padre Luis Félix para que sus tres hermanos tomaran control «de facto» de los bienes familiares.

A su vez, aseguró que fue testigo privilegiada de cómo la familia, que definió como «corrupta», se convirtió en una de las más poderosas de Entre Ríos a través de «un complejo entramado de actividades delictivas sostenido durante décadas por corrupción, evasión fiscal, lavado de dinero, explotación laboral, y violencia económica a partir del despojo de mis derechos hereditarios».

Señaló que «los Etchevehere corruptos» se basaron en «un complejo entramado de contactos políticos, empresarios, judiciales y mediáticos», con la complicidad de otros actores como escribanos y abogados. En su relato, lamentó la «impunidad de todos sus delitos, como por ejemplo estafar al Estado fraguando documentos públicos, evadiendo impuestos, accediendo a tierras fiscales a precios viles, y atentando contra el ambiente y el cuidado de la tierra sin ninguna consecuencia».

«En nombre de nuestra herencia hicieron todo tipo de actos de corrupción, todos denunciados por mi ante la Justicia, como el perjuicio ejecutado hacia una escuela rural, el trabajo esclavo en los campos, evasión sistemática de impuestos, el vaciamiento del diario. Todo bajo la mirada de jueces, fiscales y políticos», recriminó.

«Desde siempre soy testigo del manejo fraudulento que me avergüenza, el total desprecio por los demás, sobre todo por las personas humildes trabajadoras y las mujeres», expresó, y puntualizó que le tocó presenciar «actos aberrantes contra las mujeres que trabajaban en su casa.

 

Luego la mujer contó que decidió acudir a Grabois cuando lo vio en una aparición pública en la que planteó una reforma agraria, reclamo con el que dijo sentirse «identificada». «Es uno de los pocos que se plantan contra los que oprimen a los demás. Lo vi soportando los ataques del poder», elogió y señaló que en sus primeras conversaciones, Grabois le pidió pruebas de todas sus acusaciones para constatar los presuntos delitos perpetrados por su familia contra ella y contra el Estado.

«Hoy Juan Grabois es mi abogado. Ha analizado toda la administración de los Etchevehere corruptos y saben quienes son los que han operado para que esta cadena de delitos se lleve a cabo. El caso Etchevehre está en sus manos y también en sus manos el proyecto Artigas», aseguró.

La mujer comunicó que este 15 de octubre, en simultáneo al inicio de la ocupación de las tierras (que ella se jacta de ser propietaria), llevó adelante junto a Grabois acciones legales en todos los juzgados donde se tramitan las causas iniciadas por ella contra su familia para pedir la «recusación de jueces y fiscales por faltar al principio de imparcialidad en su función».

«Buscamos verdad, justicia y reparación. Es una reparación histórica por los daños por los Etchevehere corruptos. Vamos a trabajar la tierra cuidándola y también vamos a desenmascarar a las tramas del poder, y mostrar lo que realmente pasa en una parte del campo argentino para que podamos construir un futuro sin despojo y sin miseria, sin ultraje ni exclusión», agregó.

 

 

Mostrar más
Cerrar
Abrir chat